El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, criticó este martes a la automotriz estadounidense Ford, a la que acusó de mentir y de hacer chantaje un día después de que anunciara que cerrará todas sus fábricas en el país sudamericano, lo que podría dejar sin empleo a unos 5.000 trabajadores, informaron medios locales​​​.

"Lamento los 5.000 empleos perdidos (…) repito, lo lamento, pero ¿qué es lo que quiere Ford? Faltó decir la verdad: quieren subsidios; ¿ustedes quieren que yo les continúe dando 20 billones (de reales) como se hizo en los últimos años? Dinero de ustedes, de sus impuestos, para fabricar coches aquí? No, perdió la competencia, lo lamento", afirmó Bolsonaro a un grupo de simpatizantes a la salida del Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasilia, según recoge el diario O Globo.

Bolsonaro también criticó a la prensa local por centrarse en los 5.000 empleos que se destruirán con la salida de Ford del país en vez de resaltar que Brasil creó 414.000 puestos de trabajo en noviembre.

El lunes, Ford anunció el cierre de sus tres fábricas en Brasil en este 2021; la de Camaçari (estado de Bahía, noreste), Taubaté (estado de São Paulo, sureste) y Horizonte (Ceará, noreste) en el marco de un plan de reestructuración.

El primero en comentar la decisión en el gobierno fue el vicepresidente, Antônio Hamilton Mourão, que no usó un tono tan crítico como Bolsonaro pero expresó su sorpresa y recordó que Ford había ganado mucho dinero en Brasil en los últimos años.

Fuente: Sputnik