El Gobierno canadiense presionará a los "niveles más altos" de la administración entrante de Joe Biden en Estados Unidos en un intento por salvar la extensión del oleoducto Keystone XL, dijo este martes a la prensa el primer ministro, Justin Trudeau.

La lista de tareas de Biden para este miércoles, día de la toma de posesión, incluye la firma de una orden ejecutiva para rescindir el permiso de construcción de Keystone XL, otorgado en 2019 por el presidente saliente Donald Trump, según documentos obtenidos por la prensa canadiense el domingo​​​.

"Nuestro Gobierno se está asegurando de que la administración entrante escuche y considere las opiniones de Canadá al más alto nivel", dijo Trudeau.

El primer ministro agregó que la enviada del país en Washington, Kristen Hillman, tiene la tarea de involucrar a la administración Biden en el tema.

OPINIONES ENCONTRADAS

La decisión del mandatario electo estadounidense de rescindir el permiso ha recibido una respuesta mixta entre los líderes políticos de Canadá.

Jason Kenney, el primer ministro de Alberta (oeste), la provincia productora de petróleo más grande de Canadá, que ha invertido miles de millones de dólares de los contribuyentes para impulsar el proyecto, instó a Biden a "mostrar respeto por Canadá" y sentarse a la mesa de negociaciones antes de tomar decisiones precipitadas.

Mientras tanto, los líderes de los dos partidos de izquierda canadienses, los Nuevos Demócratas y los Verdes, dieron la bienvenida a la noticia y elogiaron a Biden por abordar lo que dicen es una aguda crisis climática.

El Keystone es un sistema de oleoductos que mueve el petróleo crudo de Alberta desde la ciudad canadiense de Hardisty a refinerías y parques de tanques en los estados de Illinois (medio oeste) y Oklahoma (medio oeste), en Estados Unidos.

Fuente: Sputnik