Canadá está preocupado por una orden ejecutiva que se espera sea firmada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en un futuro cercano destinada a apoyar a las empresas estadounidenses y exigir que las agencias del Gobierno federal compren productos nacionales, dijo el lunes la ministra de Finanzas, Chrystia Freeland, a los periodistas.

"Estamos preocupados por 'Buy American', seguro que será un tema muy importante en nuestro trabajo con la administración Biden", dijo​​​.

Si bien el primer ministro Justin Trudeau habló extensamente sobre el "alineamiento" que existe entre su Gobierno y la administración de Biden, el presidente que recién ocupó el cargo generó reacciones en Ottawa con la esperada firma del plan "Buy American" y la revocación del permiso presidencial para el proyecto de extensión del oleoducto Keystone XL.

En sus comentarios, Freeland dijo que Trudeau y Biden discutieron el programa "Buy American" cuando los dos hablaron el viernes y que el Gobierno trabajará para garantizar que los intereses canadienses estén protegidos en Washington.

Sin embargo, algunos políticos dijeron que simplemente expresar decepción y preocupación no es suficiente y que Trudeau necesita adoptar una postura más dura contra la nueva administración estadounidense a través de medidas concretas.

Fuente: Sputnik