El Gobierno de EEUU utilizó a los migrantes como chivo expiatorio de algunos de los problemas del país, como el desempleo y la inseguridad, dijeron a Sputnik dos especialistas en política internacional.

"El Gobierno de Trump hizo uso y abuso de los inmigrantes como chivo expiatorio del desempleo y la inseguridad", dijo a esta agencia el coordinador del Observatorio de Política Internacional de la Facultad de Derecho y Ciencia Política de la Universidad Católica de Santa Fe (oeste), Argentina, Juan Pablo Jullier​​​.

Para el especialista, hubo tres medidas implementadas por la administración Trump que fueron "particularmente gravosas para los inmigrantes": el veto a los países musulmanes, al que luego se sumaron Corea del Norte y Venezuela; la reducción de visas permanentes y las múltiples restricciones a las solicitudes de asilo.

MURO

La postura Trump quedó clara desde la campaña presidencial de 2016, cuando manejó como una de sus promesas electorales la posibilidad de obligar a México a construir un muro a lo largo de la frontera entre ambos países, corriendo todos los gastos por cuenta del país latino.

Aunque esto finalmente no sucedió, se redujo la cantidad de migrantes mexicanos que ingresaron a Estados Unidos durante los últimos cuatro años, a partir de una política exitosa de cooperación entre el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y Trump.

"El muro es simbólico y tiene que ver con protegerse de los que vienen a invadir, la gente mala; Trump al principio de su gobierno hablaba de los mexicanos como hombres malos, y eso es muy representativo", dijo a esta agencia Juan Negri, docente en la Universidad Torcuato Di Tella (Utdt) y en la Universidad Nacional de San Martín (Unsam), Argentina.

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Pittsburgh, EEUU, Negri recordó que las políticas aplicadas durante la administración Trump en relación a los migrantes no partieron de una reforma legal, sino de una aplicación más severa de las leyes ya existentes.

"La postura tiene mucho que ver con la cosmovisión, la ideología, lo que representó Trump para sus seguidores, con quienes desarrolló una especie de patriotismo bastante notorio; ese nacionalismo que se manifestó en varios campos también estuvo en el vínculo con los inmigrantes como algo malo", explicó.

Desde este punto de vista, Negri consideró que Trump fue "muy honesto; manifestó un discurso xenófobo desde el primer día y lo desplegó en todas sus prácticas migratorias".

Fuente: Sputnik