El Gobierno boliviano reafirmó este jueves su apuesta a las ya iniciadas pruebas masivas de detección y a una próxima campaña nacional de Vacunación como claves para combatir al rebrote de Covid-19, en lugar de recurrir a una cuarentena rígida, como sugieren las autoridades regionales.

"No podemos pensar que la cuarentena rígida es la solución y la panacea para terminar con la segunda ola, debemos enfrentar adecuadamente (la pandemia) con las medidas de bioseguridad y el uso del barbijo", dijo el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, en conferencia de prensa​​​.

Insistió en que una cuarentena estricta con paralización de la mayor parte de las actividades productivas y de servicios, "provocaría potencialmente más daños que beneficios, golpeando especialmente a los sectores más pobres de la población".

Montenegro hizo la declaración al comentar medidas restrictivas tomadas por autoridades de las tres ciudades principales del país -La Paz, Santa Cruz (este) y Cochabamba (centro)–, donde se concentraba la mayor parte de los casi 2.000 nuevos casos diarios de Covid-19 registrados en promedio en la última semana.

NUEVO ENFOQUE

El Gobierno de Luis Arce ha criticado el confinamiento general que la pasada administración transitoria de Jeanine Áñez impuso en el país durante gran parte de 2020, denunciando en particular las dificultades y hasta el hambre a que fueron sometidos sectores sociales que viven en la economía informal.

Arce impulsa en cambio una campaña de disciplina ciudadana ante el que parece un rebrote incontenible de la pandemia, con 2.057 nuevos contagios detectados el miércoles, que suman 178.818 casos positivos desde marzo de 2020, incluidos 9.493 decesos.

Esa campaña se complementa con un amplio plan de detección de contagios, con más de 10.000 pruebas diarias, que arrancó esta semana como clave para aislar oportunamente a la mayoría de los enfermos, evitar su hospitalización y contener el rebrote.

Paralelamente, el Gobierno ha asegurado mediante contratos de compraventa poco más de diez millones de dosis de las Vacunas Sputnik V del instituto Gamaleya de Rusia y un producto similar desarrollado por la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca.

Esas provisiones se sumarán a aproximadamente tres millones de dosis de Vacunas que el país espera recibir en los próximos meses mediante del programa Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"El aislamiento del año pasado no sirvió mucho, porque no había una estrategia de pruebas masivas, no se detectó quiénes estaban infectados", sostuvo Montenegro.

Dijo que el Gobierno pretende que las medidas de autoprotección y distanciamiento, más el testeo masivo y la Vacunación, darán la solución final a la pandemia.

"Es fácil decir desde un municipio cuarentena rígida o dinámica, sin haber tomado en cuenta estos otros elementos", añadió.

Entretanto, el alcalde de La Paz, Luis Revilla, volvió a pedir al Gobierno nacional que declare una cuarentena rígida de por al menos una semana, y las autoridades de Santa Cruz y Cochabamba anunciaron restricciones de circulación y de comercio que pondrían a esas ciudades en un estado próximo al confinamiento.

Estas medidas no son de consenso, especialmente en el departamento de La Paz, donde el gobernador regional Félix Patsi se mantiene abiertamente contrario a una cuarentena y la alcaldía de El Alto no se pronuncia.

Las autoridades de otras regiones anunciaron también un aumento de restricciones de circulación de peatones y vehículos, pero sin considerar una cuarentena, según reportes de medios.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19