No existe fundamento para suponer que las vacunas desarrolladas a partir del ácido ribonucleico (ARN), tales como Pfizer y Moderna, presenten peligro para las embarazadas, dijo este martes la directora del departamento de inmunización de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Kate O'Brien, y al mismo tiempo reconoció que todavía no se han reunido datos suficientes de eso.

"En cuanto a Pfizer y Moderna basadas en el ARN, estas vacunas no modifican nada en el ADN del ser humano​​​. Creo que hubo bastante incomprensión en esta materia. No hay fundamento para suponer que podrían resultar dañinas para el embarazo", señaló.

La funcionaria al mismo tiempo reveló que todavía no se han reunido datos suficientes para hacer declaraciones categóricas sobre el impacto de las vacunas en el embarazo y las embarazadas.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19