Un nuevo estudio serológico realizado en el Centro médico Sheba en Ramat Gan, ha demostrado que el 98 por ciento de los trabajadores del hospital que recibieron la segunda dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech contra el coronavirus, han desarrollado un alto nivel de anticuerpos para combatir el virus.

"Esto significa que la vacuna funciona de maravilla", dijo la doctora Gili Regev-Yochay, directora de la Unidad de Epidemiología de Enfermedades Infecciosas en Sheba, según recogió la plataforma Ynet​​​. "Los resultados están de acuerdo con los ensayos de Pfizer y van incluso más allá de los resultados esperados. Espero que las pruebas del resto de los empleados participantes sean similares".

El estudio se realizó una semana después de que Israel comenzara a administrar la segunda dosis de esta vacuna, que según los expertos es cuando alcanza la máxima efectividad.

La doctora Regev-Yochay añadió que los resultados iniciales indican que es poco probable que los vacunados sean portadores o infecciosos, (un asunto que los científicos hasta ahora no han determinado), ya que los niveles de anticuerpos son lo suficientemente altos como para suprimir cualquier partícula de virus.

Las 102 muestras utilizadas durante la investigación revelaron que la mayoría de los vacunados tienen recuentos de anticuerpos más altos que los que se recuperaron del Covid-19.

El hospital dice que una semana después de recibir la segunda dosis, los anticuerpos saltaron a un nivel entre 6 y 20 veces más alto que el observado después de la primera inyección.

Solamente dos empleados desarrollaron niveles bajos de anticuerpos, uno de ellos conocido por tener un sistema inmunológico debilitado.

"Definitivamente hay motivos para el optimismo", agregó la doctora.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19