El presidente estadounidense, Joe Biden,  autorizó una respuesta inmediata al terremoto en Haití y nombró a la jefa de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Samantha Powers, como principal coordinadora para ello.

"A través de la USAID apoyamos los esfuerzos por estimar los daños y asistimos los esfuerzos para recuperar a los heridos y a aquellos que ahora se ven obligados a construir de nuevo", recoge el comunicado del presidente en el sitio de la Casa Blanca​​​.

Al mismo tiempo, el líder expresó su "más sentido pésame" a todos que perdieron a sus seres queridos en el desastre natural y a todos cuya vivienda resultó destruida.

Hacia las 8:00, hora local, Haití padeció un sismo similar al que azotó al país en 2010, que dejó 300.000 muertos. Esta vez el epicentro se ubicó a 12 kilómetros de la ciudad de Saint-Louis-du-Sud (sur).

Desde la ocurrencia del terremoto, que dejó también cientos de heridos y cuantiosos daños materiales, se ha presentado al menos una docena de réplicas, las cuales superan los 4,0 grados Richter de intensidad y una de ellas alcanzó los 5,2 grados, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Hasta el momento, las autoridades han informado de más de 200 fallecidos, según informes preliminares.

Fuente: Sputnik