El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, destacó este martes ante la Asamblea General de la ONU que su administración transformó su país y lo rescató tras haber estado "al borde del socialismo".

"Vengo aquí a presentar otro Brasil diferente al que es presentado en los titulares de los diarios o en televisión​​​. Brasil cambió mucho desde que asumimos en enero de 2019. Por tres años y medio hemos abordado casos de corrupción", afirmó.

El mandatario subrayó que su país ahora respeta "la Constitución y los valores", lo cual "es mucho considerando que estábamos al borde del socialismo".

En otro orden de cosas, el mandatario subrayó que su país apoya una reforma del Consejo de Seguridad de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), y expresó la intención de integrar un asiento permanente en ese órgano.

Por otro lado, aseguró que su administración respalda todos los esfuerzos de inmunización contra el covid-19, y detalló avances en su país en ese sentido, aunque él mismo no ha recibido la vacuna y por tanto se vio obligado, minutos antes de su discurso, a comer en las calles de Nueva York.

En esa ciudad, los restaurantes piden a los clientes prueba de haber recibido doble vacuna antes de dejarlos ingresar.

Bolsonaro habló en la 76 sesión de alto nivel de la Asamblea General de la ONU, que se desarrolla esta semana en Nueva York.

Fuente: Sputnik