El presidente brasileño Jair Bolsonaro aseguró este miércoles que la comisión especial del Senado que lo acusó de nueve delitos durante la gestión de la pandemia del covid-19 es "una payasada".

"Quien tiene un poco de juicio sabe que fue una payasada, fue la CPI (comisión parlamentaria de investigación) de Renan, ¿tal vez para vengarse?", afirmó Bolsonaro en una entrevista con la TV Jovem Pan​​​.

El presidente se refería al relator de la comisión, el senador Renan Calheiros, que según él habría actuado para atacarlo para vengarse de viejas rencillas personales con su hijo, el senador Flávio Bolsonaro.

No obstante, el presidente brasileño asumió que los trabajos de la comisión están teniendo una amplia repercusión a nivel internacional.

"Ahora bien, para la imagen fuera de Brasil la imagen (en su opinión producida por la comisión) es pésima; creen que vivimos en una dictadura, que estoy deteniendo a periodistas, que estoy atacando la libertad de expresión, que maté a gente en el covid", dijo.

Bolsonaro lamentó el impacto de esa visión en la economía.

"Eso influye, hay gente que quiere invertir en Brasil y no invierte, gente que quiere hacer turismo y no lo hace, nos perjudica a todos, afecta a la Bolsa, al precio del dólar, a los combustibles, a la inflación", apuntó.

Los senadores entregaron este miércoles el informe de la comisión al procurador general de la República, que ahora tiene un plazo de 30 días para decidir si presenta una denuncia formal contra Bolsonaro.

Fuente: Sputnik