El presidente brasileño Jair Bolsonaro aseguró este jueves que el Tribunal Supremo Federal delinquió al permitir que alcaldes y gobernadores aplicaran restricciones a la movilidad para frenar el avance del nuevo coronavirus durante la pandemia, informaron medios locales.

"El Supremo, en realidad, cometió un delito al decir que alcaldes y gobernadores de forma indiscriminada podrían, simplemente suprimir todo y cualquier derecho previsto en el inciso quinto de la Constitución, incluyendo la libertad de movimiento", afirmó Bolsonaro a simpatizantes, según recoge el diario Folha de Sao Paulo​​​.

La declaración de Bolsonaro se da un día después de que el Tribunal Supremo divulgara en las redes sociales un mensaje remarcando que no impidió que el Gobierno federal actuara en el enfrentamiento al covid-19, como suele defender el presidente.

"El Supremo no prohibió al Gobierno federal actuar en la pandemia; una mentira contada mil veces no se convierte en realidad", decía el mensaje de la máxima corte judicial del país, divulgado en Twitter.

En abril de 2020 los jueces del Supremo decidieron, por unanimidad, que estados y municipios tenían autonomía para determinar el aislamiento social durante la pandemia, pero la decisión no implicaba excluir al Gobierno central del combate al virus.

Fuente: Sputnik