El presidente brasileño Jair Bolsonaro criticó este miércoles a la comisión especial instalada en el Senado para investigar la gestión de la pandemia, y que en su informe final pide acusarle de diez delitos relacionados con su política negacionista.

"Qué bueno sería si esa comisión estuviese haciendo algo productivo para nuestro Brasil; le quitaron tiempo a nuestro ministro de Salud, a funcionarios, a personas humildes, a empresarios… No produjeron nada más que odio y rencor entre algunos de nosotros", afirmó el presidente durante un acto en el estado de Ceará (noreste), según recoge el portal de noticias local G1​​​.

Durante sus palabras, simpatizantes del presidente gritaron "Renan sinvergüenza" en referencia al relator de la comisión, el senador Renan Calheiros, a lo que Bolsonaro respondió: "La voz del pueblo es la voz de Dios".

Además de acusar a Bolsonaro el informe del Senado también sugiere la imputación de otras 65 personas, entre los que están cuatro ministros de su Gobierno, dos exministros y sus tres hijos dedicados a la política.

El informe de la comisión del Senado se votará la semana que viene, y si es aprobado se entregará a la Procuradoría General de la República (que es quien tiene potestad para denunciar al presidente), a la Policía Federal y a la Corte Penal Internacional de la Haya.

Fuente: Sputnik