El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, regresó este miércoles al país tras participar en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York y deberá aislarse luego de que su ministro de Salud, Marcelo Queiroga, que formaba parte de su comitiva, diera positivo al covid-19.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), el regulador de Brasil, recomendó, en una nota enviada a la Presidencia, el aislamiento de los miembros de la comitiva que tuvieron contacto con Queiroga, informó la prensa local​​​.

En el comunicado, la agencia dijo que los miembros de la comitiva debían cumplir un aislamiento de 14 días, "en los términos de la Guía de Vigilancia Epidemiológica de covid-19 publicada por el Ministerio de Salud", consigna el periódico Folha de Sao Paulo.

Queiroga acompañó a Bolsonaro a la Asamblea General de la ONU, y fue el segundo miembro de la delegación brasileña que dio positivo al covid-19 luego de que un delegado también se contagiara.

Ambos infectados deberán cumplir una cuarentena de 14 días en Nueva York antes de regresar a Brasil.

El martes, en su intervención ante la Asamblea General de la ONU, el presidente brasileño afirmó que su administración apoya iniciativas de vacunación contra el covid-19, pero se opone a medidas como la exigencia de un "pasaporte sanitario".

El mandatario no ha recibido la vacuna contra el covid-19, y por tanto se vio obligado, previo a su discurso ante la Asamblea, a comer en las calles de Nueva York.

En esa ciudad, los restaurantes piden a los clientes certificado de vacunación para ingresar.

Fuente: Sputnik