El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, tuvo una agenda de alto nivel en su estadía en Nueva York, previo a conocer que su ministro de Salud, Marcelo Queiroga, quien lo acompañó a varios encuentros, era positivo a covid-19.

Antes de su discurso del martes ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Bolsonaro se encontró con su par de Polonia, Andrzej Duda, y con el secretario general del organismo, António Guterres​​​.

El mandatario fue acompañado por Queiroga a la sede de la ONU.

El lunes, ambos mantuvieron una reunión bilateral con el primer ministro británico, Boris Johnson.

Queiroga, que llegó a Nueva York en el mismo avión que Bolsonaro, formó parte de la delegación presidencial brasileña compuesta por 18 personas que estuvo en la ciudad estadounidense.

El ministro resultó positivo a covid-19 tras someterse a una prueba previo a su regreso a Brasil.

Según se informó, se trata del segundo caso positivo de covid-19 en la delegación brasileña tras el contagio de un diplomático.

Ambos infectados no pudieron volver a su país y deben hacer una cuarentena de 14 días en Nueva York.

Bolsonaro y el resto de la comitiva también deberán cumplir un aislamiento de dos semanas en Brasil, a donde arribaron el miércoles.

La Secretaría de Comunicación Social de la Alvorada informó en un comunicado que los miembros de la delegación brasileña que llegaron fueron sometidos a pruebas y todos resultaron negativos.

Sin embargo, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), recomendó una cuarentena estricta para ellos.

En su estadía en Nueva York, Bolsonaro también asistió al Memorial del 11-S, a donde también fue su ministro de Salud.

Fuente: Sputnik