Londres, 2 ago . - El Gobierno de Boris Johnson contempla revisar el mecanismo de restricciones de viajes al extranjero en la misma semana en que ha levantado el requisito de guardar cuarentena en Gran Bretaña para los vacunados en Estados y Unidos y la mayoría de países de la Unión Europea.

La clasificación actual, en función al grado de peligrosidad de la pandemia –el llamado sistema de semáforo- se ampliaría con "listas de seguimiento" de países en riesgo inminente de bajar del verde al ámbar o del ámbar al rojo​​​.

La medida choca con la posición de la industria y de los propios diputados conservadores, que demandan una liberación real de las restricciones.

"Otros países están reabriendo más rápido que el Reino Unido", ha advertido el portavoz de ABTA, la principal asociación británica de agentes de viaje.

La incertidumbre afecta en particular a los destinos más frecuentados por los británicos en la temporada veraniega, como España, Grecia e Italia, que podrían descender de categoría en los próximos días.

La relegación a la lista roja o a la nueva modalidad del "ámbar plus" -inaugurada por Francia días atrás- obliga a guardar cuarentena de al menos 10 días y a realizarse tres pruebas de PCR, independientemente de que el viajero esté vacunado contra el covid-19.

Los vacunados que regresen de un país "rojo" han de confinarse en un hotel regulado por el Gobierno, a un coste base de unos 2.000 euros por persona.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19