Cuba comenzará a intercambiar información con especialistas de la Organización Mundial de la Salud para lograr el reconocimiento de sus tres vacunas contra el covid-19 –Soberana 02, Soberana Plus, y Abdala-, confirmó el miércoles el presidente del grupo empresarial farmacéutico Bio CubaFarma, Eduardo Martínez Díaz.

“A partir de que hemos recibido el autorizo de Uso de Emergencia de tres vacunas contra la covid-19  por la autoridad regulatoria cubana, el Cecmed  (Centro para el Control de Medicamentos y Equipos Médicos) tenemos previsto comenzar intercambios con la OMS para su reconocimiento”, precisó el presidente de Bio CubaFarma en su cuenta de la red social de Twitter​​​.

El mensaje de Martínez Díaz desmiente una información brindaba por la cadena de noticias estadounidense CNN, publicada el 1 de septiembre, donde se asegura que “el Gobierno de Cuba no recibió una licencia de uso de emergencia para su vacuna contra el covid-19 por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por tanto no se puede comprar a través del Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud”, citando como fuente al doctor Jarbas Barbosa, director adjunto de la organización internacional.

En otro mensaje divulgado por Bio CubaFarma en Twitter, se especifica que desde la primera etapa de desarrollo de las vacunas cubanas contra el covid-19, “Bio CubaFarma ha intercambiado con la representación de la OPS/OMS (Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud) en Cuba y la ha mantenido actualizada de los resultados”.

“Próximamente tendremos conversaciones sobre el proceso de precalificación de nuestras vacunas”, aseguró Martínez Díaz.

También se pronunció la doctora Marta Ayala Ávila, directora general del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), comentó en Twitter que Cuba tiene experiencias  positivas de intercambio con la OMS para la certificación de vacunas, y puso como ejemplo la vacuna Heberbiovac HB y Quimi-Hib.

“Pero aún no hemos presentado la solicitud para la evaluación de la Vacuna Abdala ante la OMS/OPS”, enfatizó la directora general del CIGB.

A pocos meses de declararse la pandemia, el Gobierno cubano convocó a la comunidad científica en la isla, específicamente a los desarrolladores de fármacos inmunizantes, entre ellos el Instituto Finlay de Vacunas (IFV), y el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), en cooperación con el Centro de Inmunología Molecular y el Centro Nacional de Biopreparados, entre otras instituciones, a emprender una carrera contra reloj para lograr el desarrollo de vacunas propias.

De este empeño salieron cinco candidatos vacunales –Soberana 01, Soberana 02 y Soberana Plus, del IFV; y Abdala y Mambisa, del CIGB-, que se incorporaron inmediatamente a los estudios y ensayos clínicos, primero en animales y después en humanos, bajo el control sanitario establecido.

De ellos, Abdala consiguió superar las tres fases der estudios clínicos, y recibió la aprobación para su uso de emergencia el 9 de julio pasado, por el Centro de Control Estatal de Medicamentos y Equipos Médicos (Cecmed).

Unos días después, el 20 de agosto, el Cecmed aprobó también el empleo de las vacunas Soberana 02 en dos dosis y una tercera de Soberana Plus, al tener cuenta que exhiben un 91,2 por ciento de eficacia, según sus desarrolladores.

Hasta el 30 de agosto en Cuba se han aplicado 13.922.868 dosis de estas vacunas nacionales.

De ellas, 5.503.206 personas (49 por ciento de la población) han recibido al menos una dosis de estas vacunas, 4.627.264 (41 por ciento) ya tienen segunda dosis, y 3.792.398 personas (33 por ciento) ya completaron el ciclo de tres dosis.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19