El llamamiento del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, a administrar los fármacos inmunizantes contra el covid-19 a los antivacunas mientras duerman fue una broma, aseguró el portavoz presidencial, Harry Roque.

"Sí, fue una broma", dijo Roque en rueda de prensa al contestar a una pregunta correspondiente​​​.

El martes pasado Duterte cargó contra los que no se han vacunado todavía contra el coronavirus e instó a ponerles el inmunizante mientras duerman en su casa.

El presidente filipino, además, pidió a los ya vacunados que sigan llevando mascarillas y manteniendo la distancia social para evitar la propagación del coronavirus.

Según el Misterio de Salud filipino, hasta ahora solo 23,7 millones de filipinos, o poco más del 21 por ciento de la población del país, recibieron la pauta completa de vacunación.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19