El sistema sanitario de Nueva Zelanda no podría aguantar un posible brote de la variante delta del coronavirus, advirtieron los expertos citados por la emisora de radio RNZ.

"No podemos permitir que la situación en Nueva Zelanda esté fuera de control porque acarrearía un riesgo de colapso o comprometería nuestro sistema sanitario", dijo Bryan Betty, director médico de la Real Escuela Profesional de Médicos Generales​​​.

A su vez, el experto David Skegg declaró que Nueva Zelanda es el segundo país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos que tiene el menor número de camas per cápita en cuidados intensivos.

Mientras el director de la unidad de cuidados intensivos del hospital Hutt, Andrew Stapleton, comparó la capacidad de las UCI de Nueva Zelanda con la de la India e indicó que otro problema es también la falta de personal.

Un grupo de expertos advirtió en su informe que este año el país podría enfrentarse a un brote de la variante delta similar al registrado en Australia pese a las fronteras cerradas.

En ese contexto, los expertos recomendaron aplicar una estrategia de 'eliminación' que, en su opinión, sería viable y apropiada tras la reanudación de los viajes internacionales.

Los especialistas reconocen que sería difícil mantener cero casos de covid-19 por un largo periodo de tiempo y siempre existe posibilidad de rebrotes, por lo cual recomendaron eliminar los focos de coronavirus apenas surgen.

También abogaron por vacunar el mayor número posible de personas.

El Gobierno de Nueva Zelanda ya declaró que impondrá confinamientos incluso con pocos casos de la variante delta.

Entretanto, las fronteras del país permanecerán cerradas al menos en el futuro cercano.

En total, en lo que va de pandemia Nueva Zelanda registró más de 2.900 casos de coronavirus, 2.841 personas se recuperaron y 26 murieron.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19