La campaña de pruebas de anticuerpos de covid-19 en sangre a niños se detuvo este miércoles en Israel, después de los primeros días de caos y se limitan a las zonas con alta infección.

En los primeros días de testados hubo problemas técnicos con el sistema de anotación y registro, largas colas, niños que se negaban a ser pinchados en el dedo y una aplicación telefónica para marcar cita que no funcionó adecuadamente, así, las críticas al sistema no se hicieron esperar​​​.

Mientras, los casos graves de coronavirus en el país se han estabilizado y ahora son 692, según datos del Ministerio de Sanidad. El número de casos serios entre vacunados está en disminución mientras que los casos graves en no vacunados van en aumento. En estos días los casos graves en no vacunados, que son el 20 por ciento de los israelíes candidatos a la inoculación, son más de la mitad de los hospitalizados.

El número de no vacunados que ahora reciben su primera dosis se ha triplicado en el último mes y sigue en aumento. Hay un millón de israelíes mayores de 12 años que son candidatos a la vacuna y no la han recibido.

El número de nuevos casos continúa relativamente alto, según Sanidad, con 9.891 casos registrados este martes.

La campaña de pruebas para niños menores de 12 años se inició asumiendo que muchos de ellos fueron contagiados durante el pasado año y medio sin desarrollar síntomas y, por tanto, sin ser diagnosticados. El objetivo de la campaña era identificar a los niños que pueden recibir un pase verde para evitar cuarentena en caso de exposición y reducir los días de ausencia escolar.

Las autoridades comunicaron que se reanudará la campaña de testado este jueves en comunidades en las que por lo menos 12 por ciento de los que hicieron la prueba salieron positivos con anticuerpos del virus.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19