Los países de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (Asean, por sus siglas en inglés), en su 38 y 39 cumbre celebrada este martes por videoconferencia, destacaron la importancia de asegurar una distribución igualitaria y asequible de las vacunas contra el coronavirus en la región de Asia Pacífico.

"Al prepararse para futuras emergencias de salud pública, los líderes (de la Asean) enfatizaron la importancia de una distribución de bajo costo, asequible y equitativa de las vacunas, así como del apoyo médico, técnico y financiero en toda la región", dice el comunicado​​​.

La Asean está integrada por diez miembros: Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Birmania, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Los líderes resaltaron la importancia de la centralidad y unidad de la Asean al interactuar con socios externos a la asociación dadas las tensiones geopolíticas y los conflictos entre las principales potencias en temas como la región del Indo-Pacífico, el mar de China Meridional o la península de Corea, así como nuevos acuerdos en áreas de seguridad.

Tras la cumbre, los jefes de la Asean firmaron una serie de documentos, en particular, una declaración sobre una iniciativa estratégica en la respuesta a las situaciones de emergencias y a los desastres naturales, y una declaración conjunta sobre el cambio climático entre otros.

"Los líderes también instaron a mediar en la situación en Birmania para mantener la autoridad de la Asean y mantener la paz, la seguridad y la estabilidad regionales", resalta la nota.

El 1 de febrero de 2021, pocas horas antes de constituirse el nuevo Parlamento de Birmania, los militares dieron un golpe de Estado, decretaron el estado de emergencia por un año y detuvieron a numerosos líderes políticos.

Los altos mandos del Ejército justificaron el golpe por las denuncias de fraude masivo en las elecciones generales de noviembre de 2020, que dieron una clara victoria a la Liga Nacional para la Democracia.

Durante los primeros 4 meses tras la llegada de los militares al poder en Birmania, más de un millar de civiles perdieron la vida en los enfrentamientos con la policía y los militares, y más de 9.000 fueron arrestados durante las protestas masivas.

En los últimos cinco meses, el movimiento antigubernamental en Birmania pasó a la táctica de lucha armada contra el Gobierno militar. Fueron creados grupos locales de 'autodefensa' que hacen detonar bombas de fabricación casera y atacan a militares.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19