La actividad económica en la eurozona está creciendo pese a la propagación de la variante delta del coronavirus, declaró el economista sénior de la institución financiera ING, Bert Colijn.

"El sentimiento económico de la eurozona alcanza su máximo histórico", dice el titular de la nota de Colijn publicada en el sitio web de ING​​​.

El economista indica que este mes de julio el indicador de sentimiento económico aumentó a 119 puntos desde 117,9 puntos de junio, algo que "confirma la visión de un fuerte repunte de la actividad económica".

"La reapertura de las economías está impulsando la actividad del sector de servicios y la manufactura sigue demostrando buenos resultados", señala el texto.

Colijn apuntó que el avance de la variante delta del coronavirus es uno de los riesgos que amenazan los pronósticos del crecimiento de la actividad económica.

"Si bien se produjeron mejoras en la reciente actividad del sector de servicios, las expectativas sobre los próximos meses volvieron a bajar un poco debido a las preocupaciones relacionadas con el alivio de medidas retardado a causa del aumento de nuevos casos de virus", agregó.

La variante delta, que se propagó a decenas de países desde que fue detectada por primera vez en la India, es una de las variantes del coronavirus más preocupantes, según la Organización Mundial de la Salud.

Se consideran como tales, las variantes que se caracterizan por una mayor transmisibilidad, o conllevan un aumento de la virulencia o un cambio en el cuadro clínico, o reducen la eficacia de las medidas sociales y sanitarias, o de los diagnósticos, vacunas y terapias disponibles.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19