El presidente francés, Emmanuel Macron, fue víctima de una agresión esta mañana por parte de un ciudadano francés que le arrojó un huevo mientras el mandatario se abría paso entre la multitud. No es la primera vez que los servicios de seguridad de Macron se vieron comprometidos por agresiones de este estilo. 

Al grito de "¡viva la revolución!", el agresor le lanzó un huevo al jefe de Estado francés durante su visita a la ciudad de Lyon, aseguró el periódico local Lyon Mag. Acto seguido, los efectivos de seguridad del líder francés lo cubrieron para protegerlo inmediatamente después del ataque y detuvieron al joven responsable.

Si tiene algo que decirme, que venga”, respondió Macron tras el hecho ocurrido en el International Catering, Hotel and Food Show, según recogió el medio francés Le Figaro. A su vez, también solicitó a los miembros de su equipo que mantengan un encuentro con el detenido, con el objetivo de esclarecer los motivos de su agresión.

Los otros ataques a Macron

No es la primera vez que el presidente galo es agredido por alguien que se encontraba entre el público. Hace cuatro años otro manifestante enfurecido también le arrojó un huevo a la cara durante su visita al Salón Internacional de Agricultura en París. 

Mientras que en junio de este año, Macron fue abofeteado en el rostro en su visita a Tain- L´Hermitage. Una fuente policial identificó al sospechoso, Damien Tarel, de 28 años, que fue condenado a cuatro meses de prisión. El joven oriundo del sur de Francia se describió a sí mismo como un “patriota” de extrema derecha y había asegurado que el mandatario personifica el "declive del país"

En ninguno de los sucesos la custodia presidencial llegó a tiempo a intervenir.