Miles de simpatizantes del presidente Jair Bolsonaro tomaron las calles de Brasil en el festivo del Día de la Independencia con proclamas de carácter antidemocrático y golpista, con ataques al Tribunal Supremo Federal y al Congreso Nacional.

En Río de Janeiro, la manifestación en la playa de Copacabana empezó con un ambiente festivo y lemas como "Yo autorizo" (en referencia velada a un golpe del presidente), según pudo comprobar la Agencia Sputnik​​​.

También se vieron lemas como "Supremo es el pueblo", dando a entender que los jueces de la máxima corte del país, que Bolsonaro ataca continuamente, no tienen legitimidad.

La marcha en Brasilia arrancó en la Explanada de los Ministerios, y aunque en general predominó un ambiente pacífico hubo momentos de tensión con las fuerzas policiales cuando un grupo de manifestantes intentó llegar a la plaza de los Tres Poderes (donde se encuentra el edificio del Supremo).

Por la tarde, São Paulo acogerá en la avenida Paulista la que se espera que sea la marcha más multitudinaria del país; el presidente Jair Bolsonaro prometió estar presente y proclamar un discurso ante sus seguidores.

Fuente: Sputnik