El Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) de Brasil, la formación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), pidió el martes defender la democracia ante los ataques del mandatario Jair Bolsonaro, quien participó de manifestaciones golpistas.

La presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, estuvo presente en la protesta organizada por la izquierda en São Paulo y pidió seguir en las calles, "llamando al campo democrático para defender la democracia", según recoge un comunicado del partido​​​.

"El campo democrático tiene que estar activo para defender la agenda del pueblo: empleo, renta, vacuna, vivienda, es la vida de las personas lo que importa", añadió.

Además, consideró que las manifestaciones de bolsonaristas en Brasilia y en São Paulo fueron un fracaso, a pesar de que congregaron a decenas de miles de personas.

Según Hoffmann, "emprendieron un esfuerzo enorme, con dinero oscuro, que llegó en maletas al aeropuerto de São Paulo o por coches en las carreteras", en alusión a la financiación poco transparente de las marchas.

"¿Consiguieron hacer los actos con millones que ellos querían? ¿Consiguieron invadir el Supremo, el Congreso, parar Brasil con los camioneros? ¡No!", exclamó la líder de la izquierda, que considera que Bolsonaro tiene miedo de la investigación de la que forma parte en el Tribunal Supremo Federal.

Lula no participó en la manifestación de los sectores progresistas en São Paulo, pero en la víspera divulgó un video en sus redes sociales con críticas al mandatario por su estrategia golpista.

El exmandatario señaló que en vez de proponer soluciones para el país, Bolsonaro estimula el odio y la violencia entre brasileños y que ese no debería ser el papel de un presidente.

Fuente: Sputnik