Agentes de la policía y manifestantes que protestaban contra la presencia del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en la ciudad de Padua (norte de Italia) se enfrentaron el lunes durante la movilización.

Imágenes divulgadas por la cadena italiana Rai muestran cómo los manifestantes intentaban romper el bloqueo que impedía el paso a la basílica de San Antonio, que Bolsonaro iba a visitar más tarde​​​.

Los activistas usaron palos de banderas, mientras que los agentes intentaban sobreponerse con escudos, porras y bombas de gas lacrimógeno.

Brigadas antidisturbios también usaron chorros de agua de fuerte presión para dispersar a los manifestantes, y al final una activista fue detenida, según las informaciones de la prensa italiana, recogidas por el diario brasileño Folha de São Paulo.

Por la mañana, también hubo protestas en la pequeña ciudad de Anguillara Veneta, tanto de simpatizantes como de detractores del líder brasileño.

Bolsonaro se disponía a visitar la localidad de donde emigraron sus antepasados y a recoger el premio de ciudadano honorífico otorgado por la alcaldía, que está en manos de un partido de extrema derecha.

Fuente: Sputnik