El presidente brasileño Jair Bolsonaro dio el visto bueno este jueves a la Ley nº14.197, que anula la Ley de Seguridad Nacional que se aprobó durante la dictadura militar (1964-1985), aunque optó por vetar algunas partes, como la que criminalizaba la difusión de noticias falsas​​​.

Según consta en la edición de este jueves del Diario Oficial de la Unión (DOU), el presidente optó por eliminar un artículo que criminalizaba "la promoción y financiación de "fake news" (noticias falsas) que comprometan el proceso electoral", un delito que según la redacción aprobada en el Congreso Nacional preveía penas de uno a cinco años de cárcel.

Bolsonaro justificó que el dispositivo era contrario al interés público "por no dejar claro qué conducta sería objeto de la criminalización", si la de quien genera noticias falsas o el que las comparte, aún sin intención de hacer una difusión masiva.

Además, el Gobierno entiende que la redacción genérica del texto tendría como efecto "apartar al elector del debate político, lo que reduciría su capacidad de definir sus elecciones".

Actualmente, Bolsonaro es uno de los investigados en el caso de las noticias falsas que tramita en el Tribunal Supremo Federal, entre otros motivos por difundir informaciones falsas y sin pruebas contra las urnas electrónicas.

El veto de Bolsonaro será analizado por el Congreso Nacional, que tiene un plazo de 30 días para derribarlo, aunque para ello se necesita mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y en el Senado.

Fuente: Sputnik