El presidente del Senado (y del conjunto del Congreso Nacional de Brasil), Rodrigo Pacheco, cree que la propuesta que se está tramitando en la Cámara de Diputados para cambiar el voto electrónico por el voto impreso tal como propone el presidente Jair Bolsonaro no saldrá adelante.

En declaraciones a la cadena Globonews, Pacheco afirmó que hay "una tendencia muy fuerte" para que los diputados acaben con esa propuesta y que si así es los aliados del Gobierno "tendrán que respetar" la decisión​​​.

La propuesta para modificar la Constitución e implantar el voto impreso que promueven los bolsonaristas ya fue derrotada con amplio margen en una comisión especial en la que votan parte de los diputados.

No obstante, el presidente de la Cámara, Arthur Lira (aliado de Bolsonaro) quiere llevarla igualmente a votación al plenario.

En el plenario (donde votan el total de los 513 diputados) la propuesta legislativa tendría que salir adelante con una amplia mayoría (308 votos), un apoyo con el que el Gobierno no cuenta en estos momentos.

Sin nombrar directamente a Bolsonaro, Pacheco aseguró que todo aquel que pregone retrocesos democráticos o que no habrá elecciones en 2022 "será apuntado por el pueblo y por la Historia como enemigo de la nación".

En las últimas semanas Bolsonaro llegó a afirmar que si no se cambiaba el actual sistema de urnas electrónicas (en vigor desde 1996) por el voto impreso no aceptaría el resultado electoral o incluso peligraría la celebración de elecciones.

El presidente brasileño asegura, sin pruebas, que las urnas electrónicas posibilitan el fraude electoral, unas acusaciones que le han valido una investigación en el Tribunal Supremo Federal por usar "fake news" para atacar las instituciones democráticas.

Fuente: Sputnik