El Gobierno de Corea del Sur prolongó hasta el 3 de octubre el nivel más alto de distanciamiento social para la región de la capital y el tercer nivel para el resto del país, tras un aumento activo de los nuevos casos de coronavirus, declaró este viernes el primer ministro surcoreano, Kim Boo-kyum.

A partir del 1 de julio, el país implementó un nuevo sistema de cuatro niveles de distanciamiento social, y se esperaba una reducción de las medidas restrictivas​​​. Sin embargo, en medio del aumento de los casos, Seúl, Gyeongdong e Incheon impusieron el cuarto nivel, vetando a partir de las 18.00 horas encuentros de más de dos personas.

Por otra parte, se permitirá que los cafés y restaurantes operen hasta las 22.00 horas, y hasta las 18.00 horas se podrán atender seis personas, siempre y cuando dos de ellas estén totalmente vacunadas. A partir de las 18.00 horas, el número posible de participantes se ampliará también a seis personas, pero con la condición de que al menos cuatro cuenten con la vacuna.

A las bodas y otras celebraciones podrán asistir hasta 99 personas, y hasta 49 comensales tendrán la posibilidad de tomar parte de un banquetes.

En las regiones con el cuarto nivel de distanciamiento siguen cerrados los bares y clubes, los centros de juegos y de entretenimiento. Los eventos deportivos se llevan a cabo sin espectadores. Se permiten servicios religiosos con la participación del 10 por ciento del número habitual de fieles, siempre y cuando se trate de hasta 99 personas.

En las regiones con el tercer nivel de distanciamiento se permitirán reuniones de hasta ocho ciudadanos, si al menos cuatro de ellos están vacunados. Hasta el 30 por ciento de la cifra habitual de espectadores podrán disfrutar de los eventos deportivos en estadios abiertos, y el 20 por ciento en los cerrados.

En los servicios religiosos en esas regiones se permite la presencia del 20 por ciento de los feligreses.

El número de contagiados por jornada  en Corea del Sur no ha disminuido, con un rango de entre 1.500 y 2.000 personas por día, pero las autoridades tomaron en cuenta la fatiga de la población debido a las medidas prolongadas contra el coronavirus y la campaña activa de vacunación.

Actualmente ya recibieron la primera vacuna más de 29,4 millones de personas, lo que representa el 57,7 por ciento de la población.

Casi 16,3 millones de habitantes (el 32,7 por ciento) están completamente vacunados. Las autoridades planean poner antes del 20 de septiembre al menos una dosis del fármaco al 70 por ciento de los ciudadanos.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19