Las autoridades sanitarias de la región italiana de Lombardía apartaron del trabajo a 25 médicos que se negaron a someterse a la vacuna contra el coronavirus, comunicó este miércoles el periódico Corriere della Sera.

"Por lo menos a 25 profesionales sanitarios les fue prohibido prestar servicio en los hospitales de Milán", con lo cual tuvieron que "quedarse en casa y sin sueldo", informó el rotativo, precisando que se está examinando la situación de otros 2​​​.500 trabajadores sanitarios que no quisieron vacunarse a tiempo.

La suspensión fue aplicada en base al decreto-ley que fue emitido por el Gobierno italiano el pasado 1 de abril y que impone la inmunización obligatoria a los médicos y enfermeros.

Según precisan las autoridades, los profesionales apartados podrán volver al trabajo después de ponerse la vacuna, como ya sucedió con un dependiente del hospital San Paolo de Milán.

Al mismo tiempo, la cuota de los médicos renitentes es baja y las autoridades están dispuestas a contratar a otros profesionales para asegurar el funcionamiento normal del sistema sanitario.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19