El Gobierno de Tailandia anunció que permitirá pronto la llegada de viajeros extranjeros inmunizados con la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus.

"El departamento para el control de enfermedades del Ministerio de Sanidad (​​​...) está completando el proceso para autorizar la entrada de los turistas extranjeros vacunados con Sputnik V bajo el programa Phuket Sandbox", dijo a Sputnik el portavoz del centro para el control y la lucha contra el coronavirus, Nataphanu Nophakun.

En cuanto concluya el procedimiento, precisó, los turistas podrán solicitar el permiso en la página web coethailand.mfa.go.th creada para este fin por el Ministerio de Exteriores.

Lanzado por el Gobierno tailandés para reactivar el turismo, el programa Phuket Sundbox (cajón de arena de Phuket) permite a los turistas extranjeros vacunados permanecer en la paradisíaca isla de Phuket sin una cuarentena de dos semanas. En vez del confinamiento, los turistas pueden desplazarse libremente por la isla durante 14 días o permanecer siete días en Phuket y los otros siete días en otras zonas incluidas en el programa, como las playas de Khao Lak, las islas Phi Phi o las playas de la provincia de Surat Thani.

Sputnik V, desarrollada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya con la financiación del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), se convirtió el 11 de agosto de 2020 en la primera vacuna registrada en el mundo.

El compuesto consta de dos dosis que se aplican con un intervalo de 21 días. La primera se basa en el adenovirus humano tipo 26 y la segunda, en el adenovirus humano recombinante del tipo 5.

La vacuna tiene una efectividad de 97,6 por ciento, según recientes estudios que abarcaron a casi 4 millones de personas inoculadas.

Sputnik V está aprobada en 67 países con una población total de más de 3.500 millones de habitantes.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19