Tras el duro golpe del covid-19, el sector turístico ecuatoriano lucha por recuperarse, aunque la reactivación parece venir cojeando en medio de las deudas impagas y una serie de problemas generados por la pandemia.

Un reciente informe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad) indicó que el costo del golpe que la pandemia dio al turismo podría superar los 4 billones de dólares a nivel mundial por el impacto directo en el sector y el efecto de los sectores vinculados​​​.

El informe colocó a Ecuador con Turquía y Sudáfrica como los países más afectados, con una contracción de 75 por ciento en la llegada de turistas el año pasado.

Para 2021 se calcula que se podría ver una contracción del 9 por ciento en el aporte del sector turístico al Producto Interno Bruto (PIB), y en el mejor de los casos una contracción de 5,5 por ciento.

3.900 MILLONES DE PÉRDIDAS

En Ecuador, las estimaciones realizadas el año pasado cuando se hablaba de pérdidas por 1.200 millones se quedaron cortas.

Tras año y medio de las medidas restrictivas que noquearon al turismo, el presidente de la Federación Nacional de Cámaras Provinciales de Turismo (Fenacaptur), Holbach Muñetón, dice a la Agencia Sputnik que las pérdidas del sector, que incluye hoteles, bares, discotecas, agencias de viajes, entre otros, suman alrededor de 3.900 millones de dólares, más del 3 por ciento del PIB de esta nación andina de 17,5 millones de habitantes.

"Definitivamente no nos hemos recuperado. Aún estamos en la lucha por subsistir; los ingresos no alcanzan para pagar los pasivos que se han acumulado en estos 18 meses", dice Muñetón

El sector pide créditos a 30 años plazo, una tasa de interés de 1 por ciento y 3 años de gracia.

Esa fue una promesa de campaña del actual presidente Guillermo Lasso, en funciones desde el pasado 24 de mayo, y los empresarios turísticos piden que se cumpla pues creen que, de lo contrario, será muy difícil que el sector turístico retome una situación similar a la que vivía previo a la pandemia.

Los créditos deberían salir de la banca pública, pero aún no hay definiciones al respecto.

BAJA OCUPACIÓN

La crisis en la que aún vive el sector se ve en diversos frentes: los negocios turísticos, por ejemplo, no están funcionando a toda su capacidad; la ocupación va en un rango de entre un 40 y 60 por ciento, y en el caso de los hoteles, grandes, medianos y pequeños, así como hostales y otros sitios de hospedaje, la situación se complica aún más por las bajas tarifas.

Un ejemplo que evidencia la situación es la tarifa: en 2019, antes de la pandemia los hoteles grandes cobraban una tarifa de alrededor de 160 dólares por noche, actualmente esos mismos hoteles cobran 60.

La Federación calcula que la crisis generó un despido de unas 89.000 personas, con las consecuencias económicas y sociales que generó.

La cifra incluye sitios de hospedaje, transporte turístico, agencias de viaje, operadores, guías de turismo, toda la cadena de valor del sector.

Si bien no se puede hablar de una franca recuperación, la situación sí ha mejorado pues alentados por la exitosa campaña de vacunación del Gobierno de Lasso y por una mejora sensible de la situación de la pandemia alrededor del mundo, tanto los ecuatorianos como los extranjeros han comenzado a viajar y recorrer el país, aunque los índices de visitas siguen muy por debajo de los que se tenía antes de la pandemia.

La Unctad cree que una recuperación visible del turismo a nivel mundial solo se verá desde 2023 o más adelante.

CREATIVIDAD

Varias ideas se trabajan para la reactivación del sector, entre ellas la creación de un clúster de turismo de salud (similar al de Medellín), realizar películas internacionales en Ecuador, bodas de famosos, entre otros.

El Ministerio de Turismo, mientras tanto, también trabaja en varios frentes: eliminación del IVA para servicios de alojamiento turístico para visitantes internacionales, atraer trabajadores nómadas digitales a Ecuador, fortalecer el turismo interno a través de la reducción de precios y del IVA, reformas a la Ley de Galápagos para atraer nuevas inversiones para la operación turística, entre otros.

Y si bien muchos trabajan para que el sector turístico retome su presencia en el país, el covid, probablemente, seguirá jugando un papel importante, pues del comportamiento futuro de la pandemia dependerá que la timidez actual de los turistas quede atrás y retornen con nuevos bríos a los diversos destinos.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19