Uzbekistán recibió este sábado más de 350.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca enviadas por Alemania a través del mecanismo Covax, informó la oficina del Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef) en la capital uzbeka, Taskent​​​.

"Unicef entregó hoy 356.000 dosis de la vacuna AstraZeneca a Uzbekistán a través de la plataforma Covax. El gobierno alemán donó nuevas dosis de vacuna al pueblo uzbeko", escribió la oficina en su canal de Telegram.

En julio, el jefe de la oficina de Unicef en Uzbekistán, Munir Mamedzade, comunicó a Sputnik que Taskent puede recibir 1,2 millones de dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech y 600.000 dosis del fármaco anticovid de AstraZeneca en el marco del mecanismo Covax en otoño boreal.

La campaña de vacunación contra el covid-19 comenzó en Uzbekistán el pasado 1 de abril, y desde entonces se han vacunado completamente casi 2,8 millones de personas o un 7 por ciento de la población. Los uzbekos reciben cuatro vacunas: la rusa Sputnik V, así como los fármacos de la china Anhui Zhifei Longcom Biopharmaceutical, la anglosueca AstraZeneca y la estadounidense Moderna.

Desde mediados de julio, la inmunización es obligatoria para mayores de 18 años empleados en los sectores del comercio, la restauración, los servicios y la educación, así como para el personal de las fuerzas de seguridad. A principios de agosto, además, entró en vigor una ley que permite suspender a los que se nieguen a vacunarse.

El mecanismo Covax, codirigido por la Organización Mundial de la Salud, la alianza de vacunas Gavi y la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias, coopera con los productores de vacunas con el fin de asegurar un acceso equitativo a la inmunización.

Los términos del programa determinan que los países con altos ingresos sufragan las vacunas, subvencionando así a los países que no se las puedan permitir.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19