Una investigación realizada en el hospital Beilinson de Israel demostró que la inyección de refuerzo de la vacuna contra covid-19 es eficaz para las personas inmunodeprimidas, duplicando la tasa de personas que desarrollaron anticuerpos entre los pacientes que han recibido trasplantes de corazón, pulmón o riñón, informó la emisora pública Kan este martes.

"Recomendamos que todos los que han recibido órganos trasplantados vengan y se vacunen con la tercera dosis, que salva vidas", aseguró la doctora Tuvia Ben Gal, directora de la unidad de insuficiencia cardíaca del hospital​​​.

El 73 por ciento de los receptores de un riñón desarrollaron anticuerpos y una reacción inmune a la tercera dosis de vacuna, mientras que solo el 35 por ciento del mismo grupo había desarrollado anticuerpos después de la segunda dosis, según el estudio.

Entre los que recibieron un pulmón, el 33 por ciento desarrolló anticuerpos después de un refuerzo, mientras que solo el 18 por ciento lo hizo después de la segunda inyección.

Para aquellos que recibieron un corazón, el 58 por ciento tuvo una reacción inmunológica después de la tercera dosis, en comparación con el 31 por ciento después de las dos primeras dosis.

No se observaron efectos secundarios importantes aparte del dolor en el lugar de la inyección.

Los puntos clave del estudio se difundieron este 10 de agosto y próximamente se publicarán en un artículo académico.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19