El vicepresidente del Gobierno brasileño, el general Antônio Hamilton Mourão, confesó el lunes que su relación con el presidente Jair Bolsonaro "no es simple", confirmando los rumores de la creciente tensión entre ambos.

"No es una relación simple, nunca lo fue, entre el presidente y el vice; nosotros no somos los primeros en vivir este tipo de problema, pero sabemos muy bien que él cuenta con mi lealtad por encima de todo (…) así que puede estar tranquilo sobre mi", afirmó en declaraciones recogidas por el diario O Globo​​​.

Al ser preguntado sobre si pensó en renunciar en algún momento, aseguró que "jamás huyó de una misión" y que se mantendrá en el cargo hasta el final del Gobierno, en diciembre del año próximo.

La mala relación entre ambos se remonta a hace tiempo, pero empeoró en las últimas semanas, después de que Bolsonaro se enterara de que Mourão se reunió en secreto con el presidente del Tribunal Superior Electoral, Luis Roberto Barroso.

Barroso está en el centro de los ataques del presidente en los últimos días por su defensa del actual sistema de voto, que Bolsonaro y sus simpatizantes más radicales vienen cuestionando.

Fuente: Sputnik