El fideicomiso aceitero rubricado entre el Gobierno y la cámara que nuclea al sector avanza con buenos niveles de entrega de producto, según adelantó a BAE Negocios la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara). Desde la entidad reconocieron que gracias a esta herramienta, el consumidor argentino puede acceder a una amplia gama de aceite girasol y mezcla, a precios subsidiados. Un dato a tener en cuenta, según calculó la industria, es que sin este mecanismo, el aceite de girasol sería un 100% más caro, por el impacto de los precios internacionales.

El presidente de Ciara, Gustavo Idígoras, reconoció que “estamos entregando unos 29 millones de litros por mes”, de acuerdo al convenio que se pactó en febrero. El directivo remarcó que el pasado mes de marzo “fue récord, con un volumen de 35 millones de litros subsidiados de aceite girasol y mezcla”. Este volumen se divide en 80% y 20%, respectivamente.

Idígoras remarcó que el abastecimiento de este producto se cumple sin inconvenientes desde el lado de la industria. “Las ventas vienen fluidas y no se detectan reclamos por parte de los consumidores con respecto a los precios”, analizó. Los valores de venta al público varían de acuerdo a la marca y su presentación, que varía de 900 mililitros hasta los 5 litros.

De este modo, cada empresa maneja sus valores a partir de los precios base del año pasado. “La variación de precios es igual en cada período, en este último mes fue de 4,6%”, sostuvo Idígoras. Además de asegurar un valor accesible para el consumidor, el fideicomiso permite acceder a un producto de buena calidad, con el mayor volumen posible y competencia en el mercado.

En el marco de los acuerdo de precios que el Gobierno nacional generó para controlar el precio de los alimentos, el convenio firmado con Ciara vuelca al mercado 29 millones de litros mensuales de aceite. Este volumen representa un desembolso anual de 190 millones de dólares por parte de los empresarios del sector.

El aspecto clave de esta herramienta es que busca contener el precio a partir del desacople de los precios del aceite de girasol y mezcla con soja de los vaivenes de los mercados de commodities. Este dato no es menor: el incremento del precio internacional durante 2020 trepó a 97%, por una serie de factores como malas cosechas en los países productores y una demanda mundial con tendencia sostenida.

En relación al futuro de este fideicomiso, que se extenderá durante todo el año, Idígoras explicó que “es un mecanismo de transición y excepcional, para atender el actual escenario económico y social”. Y agregó: “para el futuro, es importante volver a restablecer las condiciones de mercado”.

 

Más notas de

Andres Lobato

Fabricantes de maquinaria buscan cerrar ley para el sector

El objetivo es llegar al 60% de componentes locales

Feedlots: crece el ingreso de bovinos, pero el maíz caro licua la rentabilidad

El encierre de abril fue de 62,5%

Ante presión devaluatoria poselectoral, alerta un inesperado recorte de ingresos del campo

Ante presión devaluatoria poselectoral, alerta un inesperado recorte de ingresos del campo

Soja: el primer trimestre del año cerró con molienda récord

La mayor molienda de soja impulsa el ingreso de dólares

Granos: los mercado a futuro cerraron abril con récord de operaciones

Los productores buscan asegurar precios

Trigo: la cadena de valor del cultivo anticipa un ingreso récord de dólares

El clima no será tan perjudicial como en la última campaña

Carne: el consumo local muestra un leve repunte, pese a la suba de precios

Por ahora, los consumidores convalidan los aumentos

Trigo: proyectan escenario favorable para la siembra

En trigo proyectan cosecha de 20 millones de toneladas

Carne: anticipan nuevos aumentos en los mostradores

El consumo marca valores récord en Liniers

Anticipan que la cebada será una de las revelaciones de la próxima campaña

El sudeste de Buenos Aires impulsará el crecimiento del área sembrada