En junio, el ingreso de divisas en concepto de liquidación de granos fue de USD2.343 millones, que en relación al mes de mayo representó un incremento del 20,4%, de acuerdo a la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC). Con respecto al mismo mes de 2019, la facturación aumentó un 5,6%.

Al tomar el período enero-junio, el monto liquidado asciende a USD9.307 millones, un 13,6% menos en comparación al mismo semestre del año anterior. Como dato a tener en cuenta, desde la entidad remarcaron que la suba de junio se registró en un contexto de "caída internacional de precios de los commodities, aceites y sus derivados industrializados por la pandemia mundial del COVID-19". Los otros factores que incidieron en esta situación fueron la bajante del Río Paraná y los protocolos sanitarios en los puertos de la zona de Santa Fe, que demoraron las operaciones de carga de granos.

Por su parte, desde la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) destacaron que las cadenas de cebada, girasol, maíz, soja y trigo exportaron en el primer semestre del año 52,5 millones de toneladas. En relación al año anterior, el volumen exportado por la cadena de valor de esto cultivos aumentó un 6%, con las principales subas explicadas por los cereales. De acuerdo a la BCR, el complejo maicero exportó 20,1 millones de toneladas, con una participación del 31% en el total de las ventas externas de granos. Los envíos de trigo crecieron en un 19% con respecto al primer semestre de 2019 y alcanzaron las 9 millones de toneladas.