Las legumbres además de ser esenciales en la alimentación humana cumplen un rol clave en la sustentabilidad de los sistemas productivos. En pos de investigar estas especies, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) a través del Programa de Mejoramiento Genético de Legumbres Secas incluído dentro del Programa Nacional de Hortaliza, analiza cultivos de importancia a nivel regional como son el poroto común, el garbanzo, la arveja y la lenteja.

Con el objetivo de mejorar la respuesta de los cultivos a las limitantes ambientales, aumentando la producción, cada Programa de Mejoramiento incorpora germoplasma de mayor calidad comercial y adaptación a las distintas zonas por medio de cruzamientos artificiales, con ciertas propiedades como resistencia a enfermedades y stress abiótico, es decir sequía y altas temperaturas.

De esta manera, en las parcelas demostrativas del Inta en Tucumán, lugar donde se hallan todas las variedades disponibles del poroto, se estudia este cultivo que presenta ciclo corto, amplia adaptación y es de importancia productiva en el noroeste del país.

A su vez, presenta baja demanda hídrica, sin grandes presiones de plagas y enfermedades, desarrollándose rápido y cosechándose en 90 días. Además, al precisar menos fertilizantes, aprovecha el nitrógeno atmosférico a través de la fijación biológica, suministrando fertilidad al suelo para el próximo cultivo.

Cabe destacar que el noroeste argentino produce la mayoría de los porotos exportados y consumidos en el mercado local, de las cuales Salta es la provincia donde existen mayores cultivos. Sin embargo, en el norte de Córdoba se registró un crecimiento de superficie plantada en los últimos años gracias al clima seco y la gran amplitud térmica.

Hongo Sclerotinia

Asimismo, los ensayos realizados concluyeron que el hongo Sclerotinia sclerotiorum o moho blanco del poroto es una de las enfermedades que más afecta a las variedades.

Característico de las zonas templadas, tropicales y subtropicales, perjudica a hortalizas y granos que se producen a finales del verano o principios de otoño, perdurando años en el suelo.

Para prevenirlo se recomienda evitar que los períodos de humedad coincidan con la floración, momento en el cual la planta es propensa a la infestación.

Seguí leyendo: Agricultura ratificó plan del INYM para incrementar superficie sembrada

Más notas de

ElAgrario.com  

Voytenco aseguró que transformará la realidad del peón rural federal e inclusivamente

Voytenco aseguró que transformará la realidad del peón rural federal e 
inclusivamente

¡Feliz Día del Periodista Agropecuario!

¡Feliz Día del Periodista Agropecuario!

Capacitación en poda y riego a trabajadores y empleadores rurales

Operativo Móvil de Registración para trabajadores rurales en Corrientes

El RENATRE aumentó más de un 80% la Prestación por Desempleo para trabajadores rurales

Paro nacional de transporte de granos

Paro nacional de transporte de granos

Ley de Humedales: cuando el medio ambiente no es una prioridad

Ley de Humedales: cuando el medio ambiente no es una prioridad

Santa Fe tiene potencial para liderar la producción frutihortícola argentina

Santa Fe tiene potencial para liderar la producción frutihortícola argentina

Se nombraron las nuevas autoridades del RENATRE para el año 2022

Se nombraron las nuevas autoridades del RENATRE para el año 2022

Brasil registra el consumo de carne bovina más bajo en 25 años

Brasil registra el consumo de carne bovina más bajo en 25 años