La bajante del Río Paraná alcanzó los niveles más bajos de los últimos 30 años y según afirmaron desde la industria exportadora, esta situación generará un incremento en los costos del transporte de granos por vía marítima y de extenderse esta situación, podría verse afectado el ritmo de ingreso de divisas. A este escenario, se suma que la cosecha gruesa no levanta cabeza en sus rindes y al reciente recorte de producción de soja también se sumaría una caída en los números finales del maíz, que por el momento se mantiene en 50 millones de toneladas.

Fuentes de la industria exportadora de granos consultadas por BAE Negocios reconocieron que la bajante del Río Paraná -que con apenas un metro es la menor de los últimos 30 años- se está reflejando en un menor completamiento de cargas de buques. De acuerdo al tipo de barcos, esta reducción oscila entre las 1.800 y 7.500 toneladas menos de granos que se cargan en estos buques. La altura mínima para garantizar el ingreso de las embarcaciones al Puerto de Rosario es de 2,47 metros y a este puerto ingresan los buques tipo Panamax, con una capacidad de carga de 60 a 65.000 toneladas y los Handysize, de 35 a 40.000 toneladas.

Ante esta situación, las alternativas son cargar menos los barcos y que salgan a su destino o completar el tonelaje faltante en los puertos del sur bonaerense, como Quequén y Bahía Blanca. "Esta situación genera más costo de logística, mas días de carga al ir hacia los puertos del Sur y puede haber algunos retrasos", estimaron desde el sector exportador vinculado al puerto rosarino. Consultada por el ritmo de ingresos de dólares de la cosecha, la fuente estimó que "por el momento no hay afectación sobre ingresos de divisas, pero hay que ver cuánto dura esta situación". El dato a tener en cuenta, según informaron desde la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y el Centro de Exportadores de Cereales (CIARA-CEC) es que en los últimos días se corrigieron los problemas de ingresos de camiones a los puertos de la zona de influencia de Rosario.

Mientras la cosecha de soja avanza en superficie pero no levanta cabeza en cuanto a productividad, el maíz empieza a mostrar algunos datos preocupantes, según expresaron desde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA). Desde la entidad bursátil reconocieron que si bien hay "buenos rindes", el cereal empezó a mostrar los efectos de la falta de agua en los períodos críticos de desarrollo y en este contexto -si bien mantienen la estimación de 50 millones de toneladas- no descartaron un recorte en el volumen cosechado.

Más allá de este panorama, los productores empiezan a delinear la próxima campaña y al momento de diagramar la siembra fina hay versiones encontradas. Por un lado y según advirtió la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), podría haber una baja en la superficie de trigo, por incertidumbre climática, que estaría acompañada por un menor uso de tecnología en este cultivo. En la vereda opuesta, desde la Asociación Civil Fertilizar aseguraron que las perspectivas para el cereal son "alentadoras" y que en el próximo ciclo, los productores no reducirán el paquete tecnológico de este cultivo.

Más notas de

Andres Lobato

El bajo volumen cosechado de soja 2021/22 impactará en la industria

La falta de lluvias impactó de lleno en los rindes

Tras reunión fallida, siguen cortes de ruta por falta de gasoil

Corte de rutas en Río Negro

Transportistas tucumanos anunciaron paro y la provincia intenta frenarlo en la Justicia

La protesta afectará la comercialización

La suba del gasoil impactará en los costos del agro

El impacto directo del gasoil en el IPC es relativamente menor

La suba en el corte de gasoil con biodiésel impactó en los surtidores

La suba será de 12%

El Gobierno ultima detalles para subir corte de gasoil y el campo anunció protestas

Los fabricantes esperaban destinar 1 M de toneladas al corte

Advierten por recorte en ingreso de divisas hasta agosto

La industria sufre la falta de materia prima

La exportación de carne porcina lleva una caída récord en 2022

La exportación de carne porcina lleva una caída récord en 2022

La suba de los precios internacionales del agro mejoró la renta de los productores

Al inicio de una nueva campaña, cede la presión tributaria

La faena bovina creció un 8,4% en mayo y quita presión alcista en los mostradores

La industria procesó 1,17 millones de cabezas