El ministro de Agricultura, Luis Basterra, mantuvo un encuentro por videoconferencia con el embajador de la República Popular China en nuestro país, Zou Xiaoli. En 2019, las ventas al gigante asiático generaron ingresos por USD6.400 millones de dólares, que posicionó a ese mercado como el segundo destino de las ventas externas argentinas.

En el encuentro, Basterra destacó que el trabajo conjunto entre ambos países se refleja en el inicio de exportaciones de limones, arvejas y carne ovina, que se suman a envíos ya consolidados como soja y carne bovina.

Desde la cartera agropecuaria destacaron que la aduana china declaró como áreas libre de mosca de los frutos a la Patagonia y Mendoza, que permitirá disminuir costos y mejorar la calidad en la exportación de cerezas, peras y manzanas. Basterra también adelantó que el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) avanza en gestionar un protocolo conjunto que permita exportar subproductos porcinos a China,

La cadena porcina argentina busca expandir su producción al mercado asiático y según adelantó BAE Negocios durante los primeros días del año, existe interés por parte de empresas chinas para invertir en Argentina y consolidar a la producción local como un jugador de peso a nivel internacional.

En la actualidad, las exportaciones de esta carne se ubica en el orden de las 30.000 toneladas anuales, pero desde empresas del sector privado reconocieron que con el apoyo de capitales chinos, en un lapso de cuatro a ocho años se apunta a exportar unas nueve millones de toneladas, que generarían ingresos por USD20.000 millones.