El ministro de Agricultura, Luis Basterra, le restó impacto a las medidas de fuerza que realizaron entidades del campo y que levantaron antes de que se cumpliera con la cantidad de horas de paro previstas.

"El paro tuvo escasísimo efecto. No se si ese fue el sentido de la medida. El efecto fue prácticamente nulo. La comercialización que existió fue normal con alguna variación respecto a días normales porque llovió, pero se movió de la misma manera", detalló el ministro.

Las declaraciones se producen luego de que la Mesa de Enlace, menos Coninagro, dieran por levantado el cese de comercialización de granos. Si bien el titular de la Sociedad Rural, Daniel Pelegrina, 

Basterra remarcó que no tuvo implicancias "salvo las quemas de cubiertas frente a organizaciones, parar camiones de manera forzada, abrir boquillas para que caiga el producto y mostrar en las redes que hubo acciones violatorias del derecho a la circulación, comercio y transporte".

"Por lo demás no tuvo mayor incidencia", remarcó a radio Con Vos. "No aportó nada a la construcción que venimos haciendo para garantizar que la relación entre los actores de la cadena sea equitativa y que se garantice la provisión del mercado interno y la comercialización externa".