La faena vacuna en mayo registró una caída de 7,3% en relación a abril, según adelantó a este medio el consultor ganadero Víctor Tonelli, en base a información del Ministerio de Agricultura. En este contexto, el otro dato a tener en cuenta es que se regularizaron los ingresos de hacienda al Mercado de Liniers y las principales categorías de consumo -novillitos y vaquillonas- siguen registrando bajas en sus cotizaciones.

El cese de comercialización de hacienda anunciado por la Mesa de Enlace, luego de conocerse la decisión oficial de cerrar las exportaciones de carne vacuna, tuvo su impacto en la actividad de los frigoríficos. En el global, las plantas procesaron unas 128.000 cabezas menos, según detalló el consultor.

Al analizar las cifras por destino, se ve que el mayor impacto lo sufrió la faena con destino exportación a China, que registró una merma de 17,4% en relación al mes previo. Para el resto de los destinos externos, la caída fue de 8%, mientras que la faena destinada al consumo doméstico solo cayó 3,8%, situación que explica porque no se registraron faltantes en los mostradores de las carnicerías.

De estos números se desprende que, pese al paro del campo, la caída en los niveles de faena no fue tan abrupta. Uno de los factores que explica esta situación es que cuando se anunció la medida de fuerza, quedaron dos días en donde los productores pudieron cargar hacienda para su posterior comercialización. "Esto posiblemente explique cerca de 800.000 cabezas faenadas en el mes", calculó Tonelli.

El resto de la hacienda faenada correspondió -según el consultor- a ganado encerrado en feedlots, que en su gran mayoría es manejado por el eslabón de abastecedores. El mayor impacto negativo en la faena de mayo se focalizó en toros y vacas con destino al gigante asiático.

Mientras se esperan definiciones sobre un nuevo acuerdo de precios en carne vacuna, el ingreso de hacienda en el Mercado de Liniers empezó a recuperar su dinámica habitual y entre martes y miércoles ingresaron casi 20.000 cabezas. Esta situación se reflejó en una fuerte caída de los valores de las categorías de consumo, tanto de novillitos como vaquillonas, superiores al 5%.

En estos bovinos, los precios más elevados se convalidaron en el caso de los corrales de mayor calidad y muy buena terminación. En este contexto, también se vio afectada la cotización de la vaca de exportación, que registró fuertes quebrantos.

La actual dinámica de los precios en Liniers, según operadores del negocio, debería reflejarse en una baja de los valores en las pizarras de las carnicerías, sobre todo en el caso de los cortes con menor demanda en esta época del año, como asado y milanesas.

Más notas de

Andres Lobato

La caída del stock bovino suma un factor alcista para el precio de la carne

El año pasado hubo casi un millón menos de cabezas

La industria frigorífica pide definiciones sobre reapertura de exportaciones

Las plantas exportadoras esperan por la flexibilización en las ventas al exterior

El trigo puede reducir el impacto en la caída de dólares del campo

En diciembre, el trigo puede generar dólares para cerrar un año más tranquilo

El Gobierno proyectó cosecha récord de maíz y sorgo

El maíz, camino a cerrar una muy buena cosecha

Carne: junio cerró con una caída en las exportaciones

El primer semestre todavía muestra números positivos

Soja: advierten que habrá una caída en las ventas

Quedan 21,7 millones  de toneladas de soja sin vender

Granos: cuáles serán los cultivos con mayores aumentos de área sembrada

Anticipan aumento en el área de siembra

Feedlots: sube el nivel de ingresos, pero no tendrá impacto en el precio de la carne

En junio, el encierre fue de 63,5%

Mejora en la cosecha de trigo elevó las ventas a 3.200 millones de dólares

Buenos Aires encabeza el listado de provincias trigueras

Luego de dispararse por el paro, el precio de la carne recuperó el equilibrio en julio

Los carniceros apuntan a incrementar las ventas de asado