Recuperado del coronavirus, el presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), Alberto Carlocchia, habló del escenario por el que transita la minería en la República Argentina.

La apuesta de IEASA a la producción nacional de litio, segunda ola de coronavirus e iniciativas jurídicas trabajadas con el Gobierno Nacional para motorizar la llegada de inversiones, el eje del empresariado.

Litio

El mineral quedó en la agenda del gobierno y del empresariado, luego que la estatal Integración Energética Argentina S.A (ex ENARSA) anunciara que avanzará a la producción e industrialización del commodity. La Opinión Austral dio a conocer que se trata de un mineral valioso por la importancia que tiene en las baterías de celulares, computadoras portátiles y autos eléctricos. Las mayores reservas están concentradas en los distritos de Catamarca; Salta y Jujuy.

“No hay nada más estratégico que promover la producción de litio”, observó Carlocchia e indicó que “para producir baterías de este mineral el país debe atravesar varias instancias antes”.

“El Estado tiene que crear las condiciones para la inversión, porque si es estratégico hay que dar un escenario para que se pueda desarrollar. Estamos trabajando para lograrlo”, puntualizó.

La experiencia empresarial llevó a marcar que para la fabricación de baterías es necesario “no depender de la importación para su producción, necesariamente necesitás otros componentes que tenemos en nuestra geología, pero que hay que sacarlos”.

En esta sintonía, Carlocchia marcó que coincidieron con la Secretaría de Minería de la Nación qué se puede mejorar para el desarrollo del litio, acentuó que también hay que observar “la logística de ver cómo colocar ese producto a un precio razonable en el mercado”.

Inversión

Otro de los aspectos de peso a los que se refirió el titular de la cámara empresaria fue el clima de negocios. Suscribió que la “situación macroeconómica en Argentina es compleja; llevamos adelante una serie de gestiones desde que el Gobierno de Alberto Fernández asumió y tuvimos buena recepción a nuestros planteos y propuestas”.

Confío que existe una gran voluntad en cambiar a pesar que “hoy la situación para la inversión de cualquier tipo en el país, incluida la minera, está en un impasse”, dijo el abogado, asegurando que “ningún gobierno ni funcionario quiere que a la Argentina le vaya mal”.

Así es que la cámara se avocó a discutir de forma conjunta con el Gobierno el modelo de desarrollo. Como antecedente quedó lo expresado por Carlocchia a La Opinión Austral en octubre del pasado año. En una entrevista dio cuenta que ya trabajaban con el Gobierno Nacional con la misión de generar mayores certezas en lo jurídico que promocionen la llegada de inversiones.

ningún gobierno ni funcionario quiere que a la Argentina le vaya mal

Las conversaciones de ese momento entre el sector público y privado analizaban que a la inversión minera hay que garantizarle estabilidad desde la macroeconomía: “Se las resguarda siendo rentable y, por otra parte, que permita un margen para recuperar el dinero invertido”, alertaba el titular de CAEM.

En esta línea, el empresariado realizó sus aportes al Gobierno Nacional que permitió darle forma al diálogo que contiene una serie de medidas para la industria que serán incluidas en el “Plan Estratégico de Desarrollo Minero Argentino”.

Apuntan a un régimen específico para la minería que contemple “ampliar el acceso al mercado único libre de cambios; mayor agilidad en los regímenes administrativos de devolución de cargas tributarias e impuestos y mejorar el sistema y nivel de las retenciones a las exportaciones”, explicó.

Dentro del contexto macroeconómico, uno de los principales inconvenientes que advierte la minería “es el acceso al mercado de cambios a raíz del repago de deudas, el giro de dividendos y utilidades”, reseñó el directivo al plantear la necesidad de “una flexibilización, sobre todo entendiendo que la minería no va a pedir más dólares de los que tiene capacidad de traer”.

“Si hay algo que no genera la minería es fuga de dólares. Si te abrís a la inversión, trae los dólares, si se genera un mercado de cambio adecuado vende y genera divisas, quedan por resolver las deudas que se pueden generar con la casa matriz o los préstamos que se repagan luego que la inversión está plantada en el país o la dinámica comercial para seguir produciendo”, enfatizó.

Si hay algo que no genera la minería es fuga de dólares

En otro orden, el titular de CAEM aseguró que las empresas “demoran las decisiones de grandes inversiones pero no por eso dejan de invertir en realizar los estudios y análisis necesarios, y la mayoría de los proyectos siguen vigentes en el país creando un escenario a la espera de tener una visión económica para así ver si finalmente es viable o no”, concluyó.


Más notas de

La Opinión Austral

Comodoro Rivadavia: pesqueras fueron sancionadas por no cumplir con el tratamiento de desechos

Reunión de Gobierno con YPF Luz para analizar obras energéticas

El petróleo registra ganancias en la apertura de mercados internacionales

Comenzó curso para operador de planta de procesamiento pesquero

Pesca: Argentina aumentó su volumen de exportaciones

La producción hidrocarburífera se esperanza con la ley de promoción

“Cerro Negro puede aportar más al crecimiento de los santacruceños”

Entre el legado y la innovación: aggiornarse para sobrevivir

Las inversiones previstas para este año serán más del doble de las realizadas en 2020

El presidente de YPF, Pablo González dijo que "la ley de promoción hidrocarburífera ya está lista"