En los dos primeros meses del año, las exportaciones de carne vacuna crecieron en volumen un 16%, en relación al mismo período de 2020. De acuerdo a estadísticas del Consorcio Exportador ABC, se exportaron 133.000 toneladas, que generaron divisas por 386 millones de dólares.

El dato que preocupa a los frigoríficos exportadores es la volatilidad del mercado chino en materia de precios. En este punto, la entidad advirtió que las oscilaciones que afectaron al gigante asiático se han reflejado no sólo en los volúmenes remitidos sino también sobre las cotizaciones. “Luego del pico registrado a fines de 2019, los valores se redujeron significativamente tocando su pico en julio último, para desde entonces estar más de un 30% por debajo del nivel verificado”, explicó Mario Ravettino, presidente de ABC.

En carnes enfriadas, se registró una leve recuperación en Unión Europea, que fue acompañada por Israel y Chile. Por el lado de la Cuota Hilton, hasta el 23 de marzo se habían certificado 20.049 toneladas, equivalentes al 68% del total del cupo. “La precaria situación de la demanda europea ha desacelerado el cumplimiento, siendo muy difícil que se llegue a completar en este ejercicio”, explicaron desde ABC.

Al contabilizar carnes congeladas, en los dos primeros meses de  este año hubo un crecimiento interanual en volumen, pero con una marcada caída en los precios, de hasta 1.000 dólares la tonelada. En el primer bimestre de 2020, la tonelada de carne congelada a China se pagaba 4.360 dólares –según ABC- mientras que este año promedió 3.330 dólares.

En este escenario de caída de precios internacionales, los frigoríficos exportadores buscan negociar con el Gobierno nacional una baja en los derechos de exportación, que se ubica en 9%. Este será uno los temas que pondrán en la mesa a la hora de discutir la extensión del acuerdo de Precios Populares, que alcanza a 10 cortes que se venden hasta un 30% más baratos, en supermercados y el Mercado Central.