El Gobierno nacional no cerrará las exportaciones de carne vacuna, según pudo reconstruir este medio en base a consultas realizadas a distintos voceros de la industria frigorífica. “No habrá restricciones ni cupos, sino registros de exportadores y las medidas no son tan restrictivas como se pensaba originalmente”, reconoció una fuente que sigue de cerca las negociaciones. La Casa Rosada busca controlar el precio de los alimentos y en los últimos días presentó un paquete de medidas que también contempla la producción avícola, a través de la compra de maíz con coberturas, para sostener el precio del pollo en los valores actuales.

Estos avances se conocieron tras una semana con rumores cruzados, luego las declaraciones de la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, sobre un cierre de las ventas externas y la respuesta de la Mesa de Enlace, en donde solicitaron reunirse con funcionarios de las carteras de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura.

En medio de las negociaciones por los nuevos términos del acuerdo de Precios Populares para cortes vacunos, las medidas que implementaría el Gobierno tendrán dos ejes centrales. Por un lado, detectar casos de ventas externas en donde se sospeche de subfacturación, para asegurar el ingreso de divisas. En paralelo, si alguna empresa exportadora incumple de manera parcial o total los convenios de abastecimiento, el Estado articulará una serie de mecanismos para corregir esa situación. Voceros de la industria frigorífica admitieron que no está en carpeta el cierre de exportaciones o un sistema de cupos.

El otro tema en donde la industria frigorífica orienta sus esfuerzos es el troceo de la carne, en reemplazo del tradicional sistema de media res. Carlos Riusech, CEO del Frigorífico Gorina, señaló en declaraciones periodísticas que el cuarteo “representará una mejora en el sistema de consumo, y se implementara a partir de enero del próximo año”. En relación al acuerdo de precios que busca cerrar el oficialismo, el directivo aclaró que la industria lleva adelante un plan, que se articula en base a la entrega de mercadería con precios sugeridos.

Con respecto a este tema, algunas voces de la industria sugieren que la incorporación del troceo en la industria frigorífica representará un aumento en los costos de producción y tendrá incidencia en los precios de venta en los mostradores.

El acuerdo por Precios Populares, vigente desde febrero, finalizaba el 31 de marzo y fue prorrogado por todo el mes de abril, mientras se busca negociar los nuevos volúmenes que se volcarán al mercado, cantidad de cortes y precio de venta al público. El convenio vigente incluye 6.000 toneladas mensuales, que se dividen en diez productos y se comercializan en supermercados y el Mercado Central. El tercer apartado que la industria busca negociar es una baja en los derechos de exportación, que son de 9%.

Más notas de

Andres Lobato

Granos: los mercado a futuro cerraron abril con récord de operaciones

Los productores buscan asegurar precios

Trigo: la cadena de valor del cultivo anticipa un ingreso récord de dólares

El clima no será tan perjudicial como en la última campaña

Carne: el consumo local muestra un leve repunte, pese a la suba de precios

Por ahora, los consumidores convalidan los aumentos

Trigo: proyectan escenario favorable para la siembra

En trigo proyectan cosecha de 20 millones de toneladas

Carne: anticipan nuevos aumentos en los mostradores

El consumo marca valores récord en Liniers

Anticipan que la cebada será una de las revelaciones de la próxima campaña

El sudeste de Buenos Aires impulsará el crecimiento del área sembrada

Sin liquidaciones, suspenden a Vicentin para operar en el MULC

La cerealera tampoco podrá realizar pagos al exterior

Anticipan ingreso récord de dólares del campo por mejora en precios de granos

Se espera un mayor ingreso de divisas

Con el operativo más grande de la historia, Buenos Aires busca desactivar la evasión del campo

En los controles participan 100 agentes del organismo recaudador

Anticipan una suba en el área sembrada de trigo 2021/22

Las últimas lluvias mejoraron los perfiles de humedad