La Dirección General de Aduanas (DGA) dependiente de la AFIP verificó un depósito fiscal que ofrece servicios a frigoríficos exportadores e identificó cuatro empresas que falsearon sus declaraciones y las etiquetas de sus paquetes con el objetivo de enviar a China cortes de carne no permitidos por el Decreto 408. El organismo, encabezado por Silvia Traverso, denunció a los cuatro exportadores por las infracciones e impidió la salida del país de los embarques.

Las verificaciones llevadas a cabo por los agentes de la DGA permitieron desarticular las maniobras que pretendían realizar los frigoríficos Login Food S.A., Frigorífico Alberdi, Black Bamboo Enterprises S.A. y Exportmeat S.R.L. La denuncia fue realizada la semana pasada. La Aduana detectó y denunció que esas empresas intentaron exportar cortes de carne simulando otros cuya venta al exterior no está interrumpida, tal como dispuso el Gobierno nacional como parte de su política para garantizar el abastecimiento del mercado interno.

Durante la fiscalización, se descubrió que los cuatro exportadores buscaron enviar a China cortes no permitidos. En este punto, declararon que se trataba de “cuarto delantero” o “hueso lumbar”, cuando en realidad se trataba de asado. En uno de los casos denunciados, la firma declaró que se trataba de “recortes del troceo (trimming)”, corte que está habilitado su exportación, cuando en realidad se intentaba exportar matambre y vacío como recortes.

La DGA trabaja de manera coordinada junto con los ministerios de Desarrollo Productivo y Agricultura en la instrumentación de estas medidas. Se establecieron a lo largo de este año valores referenciales para la exportación de 28 cortes de carne bovina.

Los valores de referencia son una herramienta que permite detectar potenciales maniobras de subfacturación en las exportaciones que busca desarticular posibles maniobras de evasión de impuestos y prácticas abusivas que afectan el ingreso de divisas al mercado cambiario.

Asimismo, la DGA denunció a fines de mayo a 19 frigoríficos que realizaron operaciones fraudulentas de exportación de carne. Las multas totales impuestas por el organismo alcanzan un monto cercano a los 6 millones de dólares.

A las medidas dispuestas por la Aduana se suman las fiscalizaciones iniciadas por la DGI,  sobre los 150 frigoríficos de mayor envergadura del país. En estas plantas, se identificaron maniobras de subfacturación y/o no declaración de operaciones en 9 de cada 10 de los establecimientos controlados.