La exportación de cítricos argentinos finalizó 2021 con un incremento de 20% en relación al año previo, de acuerdo a estimaciones privadas. Las entidades del sector calcularon que se despacharon 400.000 toneladas, con una facturación superior a los USD600 millones. Una de las razones para explicar este aumento es el fuerte aumento de la demanda china. También se mejoró la presencia en mercado de Oriente, se mantuvo Rusia y México empezó a exhibir signos de firmeza.

Ante la merma de las ventas de limón a Europa, en el mapa de este cultivo se consolidaron algunos mercados y se incorporaron nuevos destinos. El mayor impulso se percibió en China, con envíos que aumentaron cinco veces y Estados Unidos, que duplicó las compras, según estimaciones de la Federación Argentina del Citrus  (Federcitrus). En naranjas, las operaciones se volcaron a los mercados de Unión Europea, Reino Unido y Canadá.

En este contexto, la empresa jujeña Ledesma encabezó en 2021 la exportación de cítricos frescos, con un total de 35.634 toneladas de frutas, que en la comparación interanual representaron 7.000 toneladas más. De este volumen, un 86% correspondió a naranja y el 14% restante fue limón. Fuentes de la compañía señalaron que el comercio exterior de estas producciones estuvo signado por las complicaciones logísticas de fletes marítimos, tanto en el país como en los puertos de destino. Esta situación ocasionó demoras en las cargas y en las entregas, y afectaron incluso la continuidad de las operaciones.

Sus principales destinos de exportación fueron Unión Europea (70%) para la naranja de la variedad Valencia, y Estados Unidos (36%) en el caso del limón. A estos destinos, sumaron China para el limón.

Durante esta campaña, Ledesma produjo un total de 114.379 toneladas de cítricos en las plantaciones propias que tiene en Jujuy, Salta y Tucumán. Del total producido, el 58% fueron naranjas (65.806 toneladas), el 28% fueron limones (32.105 toneladas) y el 14% restante fueron pomelos, unas 16.486 toneladas. En su planta de jugos y aceites, Ledesma procesó 99.139 toneladas de cítricos para producir casi 6.397 toneladas de jugo y 532 toneladas de aceites esenciales.