El "Semáforo Mensual" es un indicador desarrollado por la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) a partir del análisis de las principales economías regionales del país en el sector agropecuario. En este caso en particular presentamos el panorama de la cadena láctea realizado en abril.

Como puede observarse y en línea con los informes presentados por otras entidades del rubro, los precios comienzan a decaer en un contexto de exceso de oferta y retracción de demanda tanto en el consumo interno como en el mercado internacional, afectando la exportación de productos lácteos. Todo ello consecuencia de la actual crisis económica debido a la pandemia de coronavirus.

Por otro lado, comparativamente con el mes de marzo se observa que esta tendencia ya se venía manifestando en igual sentido. No obstante, en referencia al año anterior, si bien como marca el Observatorio de la Cadena Láctea (OCLA) la producción de leche es mayor en 2020, la lechería en 2019 en igual período, presentaba un panorama auspicioso de crecimiento, determinado por la recuperación de los precios coincidente con el momento interanual de alza de producción.

El gráfico que diseña la entidad todos los meses desde su área de Economía, permite visualizar rápidamente la situación del sector de manera esquemática para brindar una herramienta útil a los productores y potenciar el desarrollo local. Lo cual no significa que esta síntesis pierda de vista la complejidad y dinámica de las diversas realidades de las economías regionales.

En este sentido, la Licenciada Silvina Campos Carlés, Asesora Económica de Coninagro, quien presenta el "Semáforo Mensual de las economías Regionales" manifiesta que "el desafío se presenta en combinar lo simple de un semáforo, con lo complejo de la realidad".

El esquema se desarrolla para los diferentes sectores productivos, no solo la lechería, como por ejemplo, determinados cultivos, mandioca, maní, papa, yerba mate, algodón, arroz, tabaco, peras y manzanas, y rubros como por ejemplo hortalizas, cítricos, granos, forestal, bovinos, ovinos, porcinos, aves, vino y mosto, y miel.

Para su armado la entidad del campo establece las variables a considerar para la confección del esquema gráfico, constituidas por tres aspectos:

  1. La microeconomía: se analizan los costos de producción y el precio pagado al productor, su evolución respecto del mes anterior y si los márgenes brutos permiten el crecimiento de la actividad o no.
  2. La producción: se analiza si la superficie a sembrar o aquella implantada (perennes), o el rodeo a través de su stock crece o no respecto de la campaña anterior, así como los volúmenes de producción en toneladas.
  3. El mercado: se analiza el crecimiento o reducción de las exportaciones y las importaciones, así como del consumo interno.

De esta manera, en base a la combinación de estas variables se "identifica la fase que caracteriza mejor a las producciones", acompañando la estadística con las perspectivas de las diferentes instancias de la federación en todo el país.

Información técnica y cuadro de Coninagro

Más notas de

ElAgrario.com  

Creció el consumo de carnes alternativas

Paraguay comenzará a exportar carne a Turquía

Brasil importa fertilizantes ante el crecimiento de su producción agrícola

Basterra y Capitanich buscan fortalecer la producción del algodón

¿Por qué Santa Fe deberá pagar 20 millones de pesos a productor agropecuario?

Agricultura crea la Dirección Nacional de Acuicultura

Se lanzó el Mapa Dinámico del Trabajo Rural en la provincia de Buenos Ares

SemillAR, no es un superhéroe, pero va al rescate de las semillas nativas

Brasil facilita el ingreso de uvas argentinas

Importante pena ambiental a empresas de Agroquímicos