La ausencia de lluvias en los últimos días permitió el avance de la cosecha gruesa, que tanto en soja como en maíz mantienen sus volúmenes proyectados, de acuerdo a la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA). La sorpresa en el campo vino por el lado del sorgo, cultivo que según la entidad bursátil cerrará una campaña por encima de las expectativas iniciales.

Mientras los precios de la soja en Chicago registraron marcas históricas y luego tuvieron una brusca baja, la cosecha en Argentina avanzó hasta un 70% del área total. Los resultados fueron heterogéneos tras el paso de las cosechadoras. Los técnicos de la BCBA remarcaron que en soja de segunda, los rindes cayeron un 4%, situación que llevó el promedio nacional a 2.810 kilos por hectárea. Más allá de este percance, se mantiene la estimación final de 43 millones de toneladas.

Los mayores avances se registraron en Córdoba, norte de La Pampa y el oeste bonaerense. En estas regiones, el piso de rindes osciló entre 1.500 y 2.000 kilos por hectárea, con picos de 4.300 kilos hacia la zona de influencia de Trenque Lauquen. En paralelo, el sur de la zona núcleo alcanzó apenas una producción de 2.010 kilos por hectárea, que marca una caída de 20% al compararlo con el promedio de las últimas cinco campañas.

Por el lado del maíz, la cosecha con destino grano comercial se concentró en el centro del área agrícola nacional. El dato a tener en cuenta es que la recolección del cereal no toma impulso, porque los productores están priorizando la soja. Los rendimientos se mantienen cercanos a las expectativas de las semanas previas y ante este escenario, la bolsa porteña mantiene su proyección de 46 millones de toneladas.

La sorpresa de las estimaciones vino por el lado del sorgo, que con un bajo perfil empieza a delinear una campaña por encima de las primeras proyecciones del año pasado. Con algún retraso en la cosecha, pero rindes en Córdoba y Santa Fe por encima de los promedios, la BCBA aumentó la producción del cereal en 300.000 toneladas. De esta manera, el sorgo cerrará un volumen de 3,3 millones de toneladas para el presente ciclo.