La facturación del sector de maquinaria agrícola cerró el último trimestre de 2020 con un aumento interanual de 89%, impulsada por los rubros de sembradoras, implementos y tractores. De acuerdo a estimaciones oficiales, las ventas en ese período fueron por 32.010 millones de pesos. Según publicó el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Indec), las ventas de estos tres rubros registro incrementos de 35%, 26,7% y 2,6% respectivamente.

En el cuarto trimestre de 2020, la industria nacional tuvo una participación superior al 90% de productos fabricados en el país. De esta manera, el año pasado se comercializaron –según Indec- un total de 2.511 sembradoras en el mercado local, un 25% más en comparación a 2019 y la cifra más elevada desde 2011.

En pulverizadoras, las ventas realizadas en 2020 crecieron un 52% en la comparativa interanual y los tractores aumentaron un 2.6%. Después de un comienzo difícil tras el inicio de la pandemia de COVID-19, las fábricas de maquinaria agrícola emplazadas en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires recuperaron el ritmo de trabajo y se trabaja al 100% de la capacidad instalada.

Una muestra de esta situación, se vive la localidad cordobesa de Marcos Juárez, en donde la firma Metalfor presentó su nueva cosechadora 100% fabricación nacional, que será el segundo modelo argentino en el mercado. Un dato a tener en cuenta es que, de acuerdo a las cámaras que nuclean a este sector, es que las fábricas argentinas están con ventas cerradas hasta la primera mitad de 2020.

Durante la presentación de esta unidad,  el ministro de Agriculltura, Luis Basterra, destacó el buen momento de la industria metalmecánica. “La política del Gobierno, en acuerdo con sectores de la producción, ha permitido que ésta se haga de manera segura y que lograra sostener, tanto el abastecimiento interno, como el comercio exterior argentino”, sostuvo el funcionario.

Su par de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, expresó que “apostamos no sólo a continuar con este crecimiento en lo que es fabricación y venta de maquinaria agrícola nacional, sino también a la realización de nuevas inversiones”.