La faena bovina cerró noviembre con 1,24 millones de cabezas, que representa el mejor mes de los últimos diez años, de acuerdo a una estimación del Mercado Rosario Ganadero (Rosgan). Con respecto a octubre, esta cifra marca una suba de 1,7%, mientras que en la comparación interanual, el incremento fue de 3,1%.

Esta cifra se conoce en medio de un panorama de contrastes para esta actividad, en el contexto de una caída en el consumo interno, que de acuerdo al último informe de la Cámara de la Industria y Comercio de las Carnes (Ciccra), se ubica en 50,2 kilos anuales por habitante. A este escenario, se suma el incremento de los precios de venta en los mostradores y una exportación que si bien cerrará con números similares y hasta superiores a 2019, caerá en el ingreso de dólares. Durante 2020, el mercado chino pagó menos por tonelada exportada, mientras que Europa está virtualmente paralizada, ante los efectos del Covid-19.

Entre enero y noviembre de este año, se procesaron 12,8 millones de cabezas, un 1,2% más en  relación al mismo período de 2019. Desde la entidad rosarina remarcaron que “la faena total viene creciendo de manera sostenida en los últimos cinco años, resultando un 8% superior al promedio de los últimos quince".

En el año, la participación de hembras en la faena total se ubicó en 46,3%, un 2% menos en relación a 2019. En este sentido, desde Rosgan destacaron que si bien este nivel es elevado, empieza a exhibir un descenso en los últimos meses, situación que permite vislumbrar cierta estabilización del rodeo bovino nacional.